El helicóptero Pegasus controla un vehículo por cada tres minutos de vuelo

El helicóptero Pegasus lleva tres años funcionando en España y sus estadísticas quitan el hipo. Ha controlado a más de 75.000 vehículos y denunciado a unos 18.300 conductores.

El helicóptero Pegasus de la Guardia Civil permite controlar la velocidad de los vehículos y detectar infracciones desde el aire en los desplazamientos por las carreteras españolas.

En total la DGT dispones de 12 Pegasus dotados con un sistema de radar para controlar el tráfico.

helicoptero pegasus multas

Cada helicóptero Pegasus tiene un área acotada según el centro de Gestión de Tráfico al que pertenecen, entre los que se encuentran Madrid, Málaga, A Coruña, Sevilla, Zaragoza, Valladolid y Valencia.

Los helicópteros han realizado 3.821 horas de vuelo, controlado a 76.471 vehículos y denunciado a 18.274 conductores.

En vías limitadas a 120 km/h, la velocidad media a la que circulaban los conductores denunciados era de más de 28 km por encima a la estipulada en la vía.  La velocidad máxima detectada y denunciada en este tipo de vías fue de 242 km/h.

En vías limitadas a 100 km/h, la velocidad media  de los conductores denunciados fue de 130 km/h y la velocidad máxima detectada y denunciada fue de 195 km/h.

Por último, en las vías limitadas a  90 km/h, la velocidad media a la que circulaban los conductores denunciados era de 122,7 km/h, es decir, 33 km por encima de la velocidad estipulada en la vía. En estas carreteras limitadas a 90 km/h, la velocidad máxima a la que fue interceptado un conductor fue de 199km/h.

Los radares Pegasus tienen dos cámaras, una panorámica que ayuda en el seguimiento y captación de velocidad y otra de detalle con la que se puede leer las matrículas de los coches. Es capaz de detectar velocidades de hasta 360 km/h.

El Pegasus es capaz de multar desde 300 metros de altura y a una distancia en línea recta con el vehículo controlado de 1 kilómetro.

Otras de las infracciones que el Pegasus suele multar son el no mantener la distancia de seguridad entre vehículos, el uso del teléfono móvil, uso del cinturón de seguridad o casco y realización de maniobras peligrosas.